¿Cómo viajar en coche con perros, gatos u otras mascotas?

Los animales de compañía son prácticamente inseparables de sus dueños. Viajar con mascotas se ha convertido en algo muy frecuente debido al peso que han ido adquiriendo perros y gatos, entre otros, en los núcleos familiares. Pero cuando se trate de hacer un desplazamiento en coche con ellos, conviene adoptar las medidas oportunas para que puedan ir lo suficientemente cómodos sin que influyan en la conducción.

Si eres de los que viaja con tu mascota con cierta regularidad, te interesará saber que existe una normativa por la que pueden multarte desde 80 euros si la llevas suelta en el interior del vehículo, y de entre 200 y 500 euros si lo hace en el habitáculo del conductor. Pero más allá de la sanción económica, lo que en realidad debería preocupar a los ocupantes sería la seguridad, tanto de las personas como del propio animal.

Un animal suelto puede provocar distracciones en la persona que va al volante. Sin embargo, también hay que tener en cuenta el daño que podría ocasionar en caso de colisión. A una velocidad reducida de 50 km/h, un can de 20 kilos multiplica su peso por 35, por lo que llegaría a situarse en 700 kilos, poniendo en serio riesgo la vida del resto de ocupantes en caso de frenazo.

El artículo 18.1 el Reglamento General de Circulación se hace mención a la manera de viajar con mascotas en coche. En él se indica que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción”. De esta forma se garantiza “su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”. Incide dicha norma en “mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de pasajeros”, así como “la adecuada colocación de los objetos o animales transportados”. Sobre todo para que no existan “interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”.

En el artículo 3 de este reglamento consideran como grave la conducción de manera negligente, originando una situación de riesgo. Algo que puede ser interpretado por un agente de Tráfico en el caso de viajar con mascotas en el regazo del conductor o totalmente suelto por el interior del coche. Las multas ascenderían a 500 euros y la pérdida de seis puntos del carnet de conducir en la primera situación, y de 200 euros para la segunda.

Viajar en coche con mascotas

Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) explican que cuando viajes con mascotas es preciso que coloques un separador que evite que el perro o gato pueda distraerte o molestarte. Está comprobado que más de la mitad de los conductores sufren situaciones de peligro por no llevar correctamente sujetos a los animales. Recuerdan, además, que es conveniente que vaya debidamente identificado con sus correspondientes documentos, como el chip identificativo, la cartilla sanitaria con las vacunas, placa censal del ayuntamiento y seguro de responsabilidad civil si se trata de un perro potencialmente peligroso.

La Ley de Bienestar Animal aprobada el año pasado reclama, además, que para hacer un viaje en coche con la mascota es preciso que se encuentren en óptimas condiciones para hacerlo. Deben atenderse sus necesidades fisiológicas, no se vean expuestos a condiciones meteorológicas adversas y que no les falte durante el trayecto ni agua ni comida.

En el citado texto se señala que el transporte de los mismos debe efectuarse en “habitáculos adaptados especialmente para ellos”, aunque también abre la puerta a que la mascota “viaje en el mismo espacio que su responsable, sin perjuicio de lo dispuesto en la normativa de seguridad vial”.

Consejos para que tu mascota viaje segura

Hay una serie de consejos para viajar en coche con tu mascota que deberías tener en cuenta. La manera más segura de que viaje el perro o gato es detrás de los asientos delanteros, y a poder ser dentro de un transportín. Aunque tampoco pasaría nada si nos decantamos por arneses con doble engancha al cinturón de seguridad. Este sistema se recomienda sobre todo para los perros.

Hay que evitar en la medida de lo posible el arnés con un solo enganche, ya que resultaría demasiado frágil y el mosquetón podría romperse por la fuerza. Tampoco se aconsejan las correas que van enganchadas al collar de la mascota por distintos motivos. Sobre todo porque pueden ocasionarle daños importantes en el cuello, no retienen en caso de accidente y facilitan en exceso los movimientos del animal, llegando a interferir en la atención del conductor.

Cuando se traten de perros de gran tamaño, que no tengan el suficiente espacio en los asientos traseros, la opción que se plantea pasa por buscarle acomodo en el maletero. Para ello se usarán rejillas divisorias que permitirán separar el habitáculo del maletero. Las mallas más seguras son aquellas que se instalan desde el techo del coche hasta la base del maletero.

La última propuesta para viajar en coche con tu animal de compañía, como un perro o un gato, pasa por emplear el transportín. Está considerado uno de los elementos más seguros. En el caso de las mascotas de pequeño tamaño, lo adecuado es que se coloquen en el habitáculo sobre el suelo tras los asientos delanteros. Cuando el perro sea especialmente grande, lo aconsejable es ponerlo en el maletero, lo más cerca posible del respaldo.

Por lo tanto, en ningún momento viajarán sueltos ni con la cabeza asomada por la ventanilla. Aclaran que no existe ninguna ley que prohíba de forma expresa que puedan ir en el regazo del conductor o en el asiento de copiloto, pero además de resultar más molestos para el automovilista, también podría interpretarse por parte de la Guardia Civil como un riesgo para la conducción.

Otros detalles a tener en cuenta

Viajar en coche no resulta nada cómodo para algunas mascotas. En el caso de que ocurra esto, es preciso que le vayas acostumbrando a ello. Puedes recurrir a premios y caricias que refuercen una buena conducta. Ir en coche totalmente protegido es algo que no se puede negociar.

Al igual que sucede con las personas, los descansos y las paradas también deben hacerlos las mascotas. Cada dos horas hay que procurar que se bajen del coche para tomar el aire, beber agua y comer. Una vez que salgas del coche con el animal, pon especial cuidado para que no salga corriendo y ocasione un accidente. Llévalo en todo momento atado.

En el interior del coche nunca debe dejarse a la mascota sola, y menos en los meses de verano. En algunos casos se llegan a alcanzar los 40 ºC en el habitáculo, lo que lo podría ocasionar mareos y pérdida de conciencia.

Los motivos por los que deben utilizarse sistemas de sujeción para viajar con mascotas

Viajar con mascotas puede ser algo muy cómodo sin necesidad de que se convierta en martirio. El verdadero problema ocurre cuando lo hacen sueltos, sin los debidos sistemas de sujeción. Eso incrementa la distracción del conductor, puede interferir en su conducción si se sube encima de él, llegando incluso a afectar a los sistemas mecánicos como la palanca de cambios o pedales.

Además, en caso de impacto o frenazo puede causar daños muy graves el resto de viajeros.

Consultar los puntos del carnet de conducir en la DGT

El carnet por puntos se implantó en España hace ya 18 años (2006) con el propósito de mejorar la seguridad vial y disminuir el número de accidentes en las carreteras de nuestro país. Dicho sistema determina un saldo inicial para cada conductor, que partirá desde los 12 puntos DGT, reduciéndose a 8 para los noveles.

En función de las infracciones que haya cometido o del tiempo que lleve sin sufrir penalizaciones por parte de la Dirección General de Tráfico, ese crédito puede reducirse o verse aumentado. En el caso de que el saldo de puntos del carnet de conducir quede a cero, se le retirará el permiso. La única manera para recuperarlo pasará por realizar un curso de reeducación.

No hay que olvidar que el incumplimiento de las normas de circulación implicará una serie de sanciones, tanto en lo económico como en la licencia de conducción. Las infracciones consideradas como leves supondrán la resta de uno a cuatro puntos; las graves, de cuatro a seis puntos DGT; y las muy graves, hasta seis.

Cómo consultar los puntos del carnet de conducir

Para conocer mis puntos DGT tenemos disponibles varias opciones. Una de ellas es a través del teléfono 060. Durante la llamada se solicitará al usuario que aporte una serie de datos para confirmar su identificación, como el nombre, apellidos y número de DNI. El horario de atención en dicho número será de 09:00 hasta las 18:00 horas.

También se puede consultar puntos DGT a través de la página web de la Dirección General de Tráfico, en donde será necesario el uso del certificado digital, el DNI electrónico o las credenciales de la aplicación Cl@ve. Habrá que hacer clic en el apartado ‘Permisos de conducir’ y posteriormente realizaremos lo mismo en ‘Consulta de puntos’. También existe la posibilidad de consultar puntos DGT sin clave, aunque para ello habrá que registrarse con anterioridad y conseguir un código de acceso.

La tercera posibilidad que se nos plantea es por medio de la aplicación miDGT, que habrá que descargarla y registrar el móvil en la sede electrónica de la DGT. Tiene la particularidad de que facilita los puntos en tiempo real, además de recoger cualquier rebaja en el saldo que se haya producido recientemente a causa de una infracción.

La información que se extraiga de la consulta de saldo de puntos se puede imprimir, aunque no tendrá la consideración de documento oficial. En el caso de que el conductor requiera de un certificado de puntos DGT, lo adecuado sería acudir a la jefatura de Tráfico o solicitarlo por Internet. Este trámite supondrá el desembolso de una tasa de 8,59 euros.

Esta gestión online se efectuará por medio del registro electrónico, para lo que se requiere el DNI electrónico, certificado electrónico o credenciales Cl@ve. A ello se le añade la necesidad de descargar el programa AutoFirma para firmar el escrito.

Consultar los puntos del carnet de conducir

Cómo funciona el permiso por puntos

Cada conductor a la hora de sacarse el carnet de conducir cuenta con una bolsa de puntos, partiendo de un saldo inicial de 12 euros, siendo de 8 para los noveles. Ese crédito puede verse incrementado siendo un buen conductor o efectuando cursos de sensibilización. Por su parte, las infracciones restan, hasta el punto de llegar hasta cero. De alcanzar esta situación se tramitará la pérdida de vigencia del permiso y no será posible conducir ningún vehículo.

En el caso de que en 3 años no se cometa ninguna infracción que reste crédito, se incrementarán los puntos iniciales en dos, llegando, por tanto, a alcanzar los 14. Tras otros 3 años sin cometer irregularidades, se añadirá otro punto más hasta conseguir los 15.

Desde la DGT indican que por lo general no se pueden perder en una única jornada más de 8 puntos, aunque existen excepciones cuando se traten de infracciones muy graves. De hecho, en un solo día es posible perder todos los puntos DGT si dan las siguientes circunstancias:

Las multas más frecuentes que te harán perder puntos

La mayor parte de conductores que circulen por nuestras carreteras lo hacen de una manera responsable y prudente, aunque también hay otros usuarios que no actúan con el mismo respeto hacia las normas de tráfico, lo que les llevará a restar puntos del carnet de conducir. Entre las multas más frecuentes están las siguientes:

Consultar los puntos del carnet de conducir

Qué hacer si pierdes todos los puntos DGT

La pérdida total del saldo de puntos DGT implicará que el ciudadano pierda el derecho a conducir. Desde Tráfico se le hará llegar una notificación comunicándole el inicio de la pérdida de vigencia del permiso. Desde entonces cuenta con un plazo de 10 días para aportar alegaciones. Transcurrido ese periodo deberá entregar el permiso en cualquier jefatura u oficina de Tráfico, no pudiendo coger un vehículo a partir de ese instante.

Para recuperarlo es preciso que pasen seis meses, que serán tres en el caso de los conductores profesionales. Si con anterioridad ya habían perdido todo el crédito, el periodo de espera se ampliará a 12 y 6 meses, respectivamente.

A partir de ahí habrá que asistir a cursos para recuperar puntos DGT, que son de sensibilización y reeducación vial de 24 horas de duración. Los costes del mismo correrán a cargo del interesado. Una vez que finalice este periodo de formación tendrá que realizar un examen recuperación de puntos sobre los contenidos impartidos. Para ello será preciso solicitar cita previa a través de la autoescuela o en la Jefatura provincial de Tráfico. Los conductores que no superen la prueba en la primera convocatoria tendrán la opción de presentarse en más ocasiones. Hay un máximo de dos más.

La DGT recuerda que conducir sin puntos se considera un delito penal recogido en el artículo 384 del Código Penal. Se castiga con penas de cárcel de 3 a 6 meses, una multa de 12 a 24 meses o trabajos en beneficio de la comunidad entre 31 y 90 días.

Ventajas de adquirir un coche eléctrico

Los vehículos eléctricos están llamados a protagonizar un importante cambio durante los próximos años. Se presentan como la solución más sostenible y económica frente a los tradicionales de combustión. Como se puede apreciar a diario, cada vez tienen una mayor presencia en nuestras carreteras.

Antes de comprar coche eléctrico te convendría conocer las ventajas que ofrecen. Más allá de la ausencia de emisiones y del menor consumo, también hay otros detalles a valorar, como la menor presencia de averías, facilidad para moverse por las ciudades, el confort de marcha o las ventajas fiscales.

Ahorro en movilidad

Nada más comprar un coche eléctrico, posiblemente el conductor se dará cuenta del ahorro que le supondrá. Exigirá un menor mantenimiento, no tendrá que enfrentarse a tantas averías y tampoco tendrá que pagar nada por estacionar en la vía pública. Pero donde más se notará esa ventaja económica será en el coste de las recargas.

La gasolina y el diesel varían constantemente, llegando en algunas épocas a situarse por encima de los 1,8 euros el litro. Llenar un depósito puede elevarse por encima de los 80 euros. Sin embargo, el vehículo eléctrico puede cargarse por apenas 12 euros en un punto doméstico para así disponer así de una autonomía de unos 400 kilómetros. El gasto alcanzaría los 30 euros cuando fuera en una estación pública.

ventajas de los coches electricos

Menos contaminación

La posibilidad de comprar coche eléctrico barato no está reñida con la sostenibilidad y la calidad. Se puede decir que existe una clara concienciación medioambiental por parte de la población. En ese intento por conseguir una reducción de emisiones, el vehículo eléctrico desempeña una labor fundamental.

La mayor parte de países ya regulan la contaminación de los automóviles y para ello restringen la circulación de los vehículos de combustión en las ciudades a través de las zonas de bajas emisiones (ZBE). Será una opción a contemplar para moverte con total libertad sin necesidad de preocuparse por las multas.

Si te haces con un coche eléctrico, recibirás la etiqueta 0 emisiones de la DGT, que identifica a los vehículos menos contaminantes. Esta etiqueta, permite el aparcamiento gratuito en determinadas zonas como la zona ÁREA de Barcelona o la zona SER de Madrid. Además, es un distintivo fundamental para circular por el carril BUS-VAO de las grandes ciudades. 

Movilidad y estacionamiento

Los eléctricos cuentan con la etiqueta 0, lo que supone todo un seguro para desplazarse por las ciudades y las zonas de bajas emisiones. Pero a ello se le une, además, la facilidad para encontrar aparcamientos. En algunos municipios hay espacios reservados para este tipo de coches, pero lo realmente llamativo es que se permite el estacionamiento sin necesidad de pagar nada o a unos precios más bajos de lo normal.

Hay otro detalle que no se debe pasar por alto, y es que se agilizará mucho el tránsito con ellos debido a que está permitido utilizar el carril bus-VAO sin que sea preciso cumplir con el mínimo de pasajeros que impone la DGT.

Ventajas de los coches eléctricos

Ayudas y ventajas fiscales

En un intento por favorecer la transición a la movilidad eléctrica, tanto el Gobierno central como las distintas administraciones regionales y municipales han puesto en marcha planes de ayudas para comprar coche eléctrico. A través del programa MOVES la bonificación alcanza hasta los 7.000 euros en aquellos que se adquieran y cuenten con la etiqueta 0.

También se puede desgravar compra coche eléctrico, sobre todo en aquellos que cuenten con una empresa y dispongan de una flota de automóviles. Se alcanza una reducción del 30% en la cuantía a declarar siempre que el vehículo cueste por debajo de los 40.000 euros.

En la medida de lo posible se tratan de ofrecer ventajas para comprar coche eléctrico. Otro de los puntos a valorar es que ponen a disposición de los propietarios de estos vehículos ayudas para la colocación de estaciones de recarga.

Menos riesgo de averías

Al comprar el mejor coche eléctrico nos garantizaremos también un vehículo con muchas prestaciones y con menor riesgo de avería. Esto es así debido a que cuentan con menos piezas en movimiento sensibles a sufrir daños en comparación con los automóviles de combustión.

Por lo tanto, se puede decir que son más fiables y eso también lo notará nuestro bolsillo, ya que soportará un menor gasto en cuanto a mantenimiento. Como ocurre con cualquier tipo de coche, las visitas al taller son obligadas a modo de prevención, pero los plazos suelen ser más espaciados en el tiempo. Por su parte, en lo que se refiere a las inspecciones de la ITV, serán iguales que las del resto de vehículos.

Ventajas de los coches eléctricos

Confort durante el trayecto

Si estás acostumbrado a conducir vehículos de motor de combustión, al comprar un coche eléctrico te darás cuenta de la calidad en el rodaje. El recorrido que hagas será totalmente silencioso, sin apenas ruidos. Lo único que se podría apreciar sería el de la rodadura o el aerodinámico, pero la mayor parte de eléctricos presentan coeficientes aerodinámicos muy bajos, por lo que eso no supondrá ningún problema. Es algo que valorarán mucho los conductores partidarios del sosiego y la tranquilidad.

Más prestaciones

Un motor eléctrico cuenta con una mayor eficiencia de trabajo respecto al de un coche de gasolina o diesel. Algo más del 90% de la energía que consume se transforma en movimiento, lo que permite unas mejores prestaciones con menos esfuerzo.

La potencia que llegan a adquirir es de 370 kW, lo que supone casi 500 cv. A ello se le suma también la capacidad de estos coches eléctricos para mostrar todo su poder desde el primer instante. Cuentan con una aceleración muy potente, capaces de pasar de 0 a 100 km/h en menos de 2 segundos.

Interiores más espaciosos

Al comprar coche eléctrico te darás cuenta desde el principio de lo espacioso que resultan este tipo de vehículos por dentro. Esto tiene una explicación. La pieza más grande es la batería, que suele ir colocada entre los ejes. Por su parte, el resto de componentes ocupan muy poco espacio y eso contribuye a que se ganen cotas habitacionales.

Por lo tanto, los viajeros disfrutarán de más espacio, sobre todo aquellos que vayan en la parte trasera. El maletero también se amplía, y en algunos modelos incluso se llega a disponer de dos maleteros de dimensiones importantes, uno atrás y otro en la zona delantera.

Cuándo empieza a ser rentable el coche eléctrico

Hoy en día ya es posible comprar coche eléctrico barato. Los precios resultan cada vez más competitivos, y aunque sean un poco más costosos respecto a los de sus equivalentes de combustión, con el ahorro que nos ofrecen con el tiempo, en cuestión de unos años se habrá rentabilizado la inversión.

Si tomamos como referencia la media de kilómetros que efectúa un español al año, que suelen ser unos 11.000 kilómetros, lo equivalente a 30 kilómetros al día, el coche eléctrico empezará a ser rentable a los 6 años. No obstante, todo depende del modelo que se escoja y de los kilómetros que se vayan a realizar. Por lo tanto, la rentabilidad está garantizada.

Después de analizar todos estos datos, a más de uno se le pasará por la cabeza lo de “yo quiero comprar un coche eléctrico”. Es algo lógico, ya que es el tipo de automóvil que dominará el mercado durante los próximos años ante la gran cantidad de ventajas que presenta. No hay que pasar por alto que cada vez tienen más prestaciones y disponen de una mayor autonomía para circular en trayectos más largos sin necesidad de realizar paradas para cargar la batería.

Queremos recordarte que en Terry Ocasión contamos con una amplia gama de vehículos eléctricos, híbridos y de batería, entre ellos el flamante Hyundai Kona y el Hyundai Ioniq, dos vehículos estrella en la conducción sostenible.

Errores comunes al comprar coches de segunda mano y cómo evitarlos

Los vehículos Km 0 y de ocasión están teniendo un enorme tirón entre los usuarios. Ofrecen las mismas prestaciones que uno nuevo, con la única diferencia de que tienen unos cuantos kilómetros más y el precio resultará mucho más económico. Para que la operación nos salga rentable es preciso evitar una serie de errores al comprar coches de segunda mano.

El detalle más importante en el que se debe reparar es en el historial del automóvil. El cliente debe hacer todo lo posible por conseguir la mayor cantidad posible de información sobre la vida que ha tenido dicho vehículo, los accidentes sufridos, el mantenimiento realizado y cualquier avería que sufriera en el pasado.

Esto evitará que nos llevemos una sorpresa desagradable con el tiempo. Sobre todo porque esos daños sufridos con anterioridad pueden ocasionar algún tipo de incidencia más adelante. Merece la pena indagar en la vida que se le ha dado al coche, sin confiarlo todo a la simple apariencia del automóvil. Puede darse el caso de que el exterior esté impecable, sin ningún tipo de golpe o abollón, pero su estado mecánico no sea el mejor. Trata de hacerte con todos los datos posibles sobre el historial del coche para que la compra resulte lo más segura posible. En este sentido, conviene tomarse un tiempo en investigar su pasado.

En ese análisis en profundidad hay que revisar con calma el estado del motor, los frenos, la suspensión, la transmisión, las llantas y todo aquello que influya en la seguridad y correcto funcionamiento del coche. En muchas ocasiones esto resulta muy complicado para muchos conductores, que carecen de los conocimientos necesarios. Por eso, lo más conveniente sería llevarlo a un taller de confianza para que lo valoren.

Inspeccionar la carrocería, la mecánica y que la documentación esté en regla

No hay que olvidarse tampoco de la carrocería, de todos aquellos bultos o desperfectos que pueda arrastrar el vehículo y que afectarán tanto a su valor como a la seguridad. Puede ocurrir que algún golpe haya provocado un problema interno de relevancia y que a simple vista no sea apreciable, con todo lo que eso puede acarrear.

Debe comprobarse que las lunas, los neumáticos y el tubo de escape no presenten deficiencias. Por su parte, en el interior del mismo también comprobaremos el estado de la tapicería, los cinturones de seguridad y el funcionamiento del equipo de audio, los testigos del cuadro de mando y el aire acondicionado.

Otro de los errores al comprar coches de segunda mano es confiar en exceso en la palabra del vendedor. Hay que comprobar que la titularidad del vehículo esté a su nombre y que tenga la verificación de emisiones. Trata, además, de que el automóvil disponga de toda la documentación en regla. Por lo tanto, comprueba que cuente con el permiso de circulación y la tarjeta de la ITV en vigor. En la Dirección General de Tráfico nos pueden facilitar los datos técnicos y administrativos del vehículo, para conocer si pesa sobre él algún tipo de embargo o cualquier otro tipo de carga.

Hay que actuar con mucha precaución para no ser víctimas de una estafa o de una posible incidencia con el coche. Es algo que agradecerás que más adelante, cuando te ahorres tiempo y gastos innecesarios en el caso de que se produzcan averías.

comprar coches de segunda mano

Imprescindible probar el coche antes de comprarlo

Uno de los errores al comprar coches de segunda mano es no probar el vehículo. Es conveniente efectuar una prueba dinámica para comprobar que resulta cómodo y que se ajusta a nosotros. Esto también nos permitirá descartar cualquier tipo de incidencia en forma de ruidos anómalos, vibraciones u olores desagradables. Aprovecha, además, para verificar que el freno funciona correctamente, que el volante gire sin dificultades y que la palanca de cambios no sufra ningún tipo de problema.

Este análisis debe hacerse durante unos cuantos kilómetros, tanto en carretera como en ciudad, para extraer un resultado más fiable sobre su rendimiento. Desconfía si en algún momento el vendedor te pone impedimentos o se niega a dejarte el coche. Es probable que así pretenda esconder algún fallo.

Es clave saber escoger el sitio de compra

Hay algo que también pasamos por alto y que también repercutirá en el futuro en el bolsillo del comprador. Y es que a medida que pasen los años y se sumen kilómetros, el mantenimiento y las posibles averías serán mayores. En función de la marca y el modelo de vehículo, la correa de distribución se suele cambiar entre los 60.000 y 160.000 kilómetros o a los 10 años. Implica un gasto extra que también debe contemplarse a la hora de iniciar una negociación de compra de un coche usado.

Siempre habrá una mayor seguridad cuando el vehículo se adquiera en un concesionario o en una empresa de venta especializada en automóviles de ocasión. Suelen dar una garantía de al menos un año, con la posibilidad incluso de que sea mayor este periodo. En el caso de que la operación se efectúe entre particulares, hay seis meses para detectar posibles desperfectos que a simple vista no son apreciables.

Entre los errores al comprar coches de segunda mano se encuentra no comprobar si realmente el vehículo satisface nuestras necesidades de uso. En ocasiones debe adaptarse a las necesidades del comprador. En el caso de que tenga familia, le interesará que disponga de un maletero espacioso y posiblemente anclajes Isofix para la silla del bebé en los asientos traseros. Por su parte, aquellos que vayan a circular por las ciudades les interesará un modelo más pequeño, que le permitirá aparcar con más facilidad, además de contar con el distintivo medioambiental.

comprar coches de segunda mano

Sin miedo a negociar el precio

Por último, otro de los detalles a contemplar a la hora de adquirir un vehículo usado hace referencia a la negociación. Hay que realizarlo con la suficiente información, conociendo la situación del mercado y el precio que suelen tener el modelo concreto, contando con el equipamiento que se incluya en el coche. En base a todos estos datos podrá defender una contraoferta. El cliente nunca puede dejarse llevar por el miedo a la hora de negociar, tratando en todo momento de ser razonable y de buscar una cantidad que resulte beneficiosa para las dos partes.

En este sentido, en ningún caso hay que dejarse arrastrar por las prisas. Es otra de las bazas con las que juega el vendedor, que puede utilizar el interés de terceros para que nosotros adoptemos una decisión de inmediato, sin que apenas nos den tiempo para pensar. Trataremos de presentar una oferta que se ajuste a lo que en realidad valga el coche, teniendo en cuenta los años, el kilometraje, el estado de la mecánica, la carrocería y el interior. Cualquier desperfecto o deterioro que apreciemos puede ayudarnos a reducir ese precio de salida.

Queda claro que la compra de un automóvil de segunda mano puede ser una opción estupenda para aquellos que no estén dispuestos a desembolsar una elevada cantidad de dinero. Eso sí, siempre nos dejaremos orientar por los expertos. La revisión previa del motor, la suspensión, el sistema de frenado o del ABS por parte de un profesional puede abrirnos los ojos en ciertos momentos, sobre todo si pretendemos evitar situaciones desagradables con el tiempo.

Tampoco es mala idea hacerse con un vehículo de ocasión en un concesionario o establecimiento especializado, ya que te ofrecerán una mayor garantía y seguridad.

Bruselas confirma los nuevos peajes, aunque no hay fecha

La implantación de nuevos peajes en las carreteras españolas lleva sobre la mesa ya casi tres años. Se trata de una medida que planteó en su momento el Gobierno y que tenía que dar sus primeros pasos a lo largo de este 2024, aunque finalmente ha quedado relegada a un segundo plano, a la espera de que se retome la propuesta.

El pasado verano, el director de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, anunciaba que para este ejercicio “por imposición de Bruselas tendremos que poner peajes”. Al poco tiempo, tanto la propia DGT como el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, negaban esa intención de imponer nuevos peajes en España “por el uso de carreteras”.

Pero la Comisión Europea confirmaba el compromiso que había adquirido el Ejecutivo español en línea con el principio de ‘quién contamina, paga’. La portavoz económica de la Comisión, Veerle Nuyts, después de tantos desmentidos, aseguraba que “entendemos que el plan de España se refiere a un mecanismo de pago por el uso de carreteras que comenzará en 2024”.

La idea de los nuevos peajes

La propuesta de nuevos peajes en 2024 fue un compromiso que incluyó el Gobierno en el plan de recuperación que se envió a Bruselas en 2021. En dicho documento se recogía la necesidad de “desarrollar un sistema de pago por uso de la red de vías de alta capacidad que permita cubrir los costes de mantenimiento e integrar las externalidades negativas del transporte por carreteras”, como ocurre en el resto de infraestructuras.

En uno de los puntos de este proyecto se incluye también que “se revisará la financiación de las vías de alta capacidad”, fijándose un “sistema de ingresos que garantice los fondos necesarios para la conservación de la red viaria estatal”. Incluso se menciona la intención de “crear un pago por uso de la red de carreteras” poniendo como fecha de comienzo de esos peajes en 2024 para las autovías.

Detrás de esta decisión se esconde un motivo de peso, ya que a cambio el Estado obtendría una serie de fondos europeos. Pero de no cumplir con lo pactado se enfrentaría a un serio recorte de ayudas.

En cualquier caso, la idea de poner en marcha nuevos peajes tendría el objetivo de costear el mantenimiento de las principales carreteras del país. De los 24.466 kilómetros que componen la red viaria española, casi la mitad corresponden a vías de alta capacidad. Entienden que el uso de estas infraestructuras supone un desembolso cada vez mayor que resulta muy complicado de sufragar con los recursos presupuestarios.

A mediados de 2022, la Dirección General de Carreteras encargó una serie de informes a la consultora Ineco para analizar el sistema de financiación de las carreteras, donde se contemplan los nuevos peajes en 2024. Sin embargo, unos meses después de remitir el borrador de anexo al plan de recuperación de Bruselas el Gobierno decidió posponer sus intenciones, aunque la Comisión Europea ha señalado que se trata de una reforma pendiente de ejecutar.

nuevos peajes europa

Cómo se efectuaría el pago en las carreteras

La propuesta todavía está pendiente de decidir el sistema que se utilizará para el cobro así como los nuevos precios de los peajes. Solo se aplicaría sobre aquellas que fueran de titularidad estatal, pero sin que estuviera muy claro el modelo a aplicar. Sobre la mesa había dos posibilidades.

Una de ellas consistía en una especie de tarifa plana, con el pago por el sistema de viñetas. El conductor se hace con una especie de pegatina o un registro para la matrícula que permitirá su circulación por las carreteras de peaje sin ningún tipo de restricción. Ya se emplea en sitios como Países Bajos o Austria.

Este formato es posible contratarlo por días, semanas, meses o años, siendo esta última opción la más empleada. Es decir, a cambio de una cantidad fija que se abonaría una vez al año se podría circular por todas las carreteras.

La otra alternativa que se contempla es el pago por kilómetros. Esto supondría asumir una cantidad de dinero por la distancia que se recorra en las vías afectadas. Para esto sería necesaria la instalación de arcos de peaje y determinar la cantidad a cobrar por kilómetro.

Se desconocen los nuevos precios de los peajes, aunque inicialmente la intención es que fuera un céntimo por kilómetro, según el Ministerio de Transportes. La Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras barajó los 4 céntimos, frente a los 9 de la patronal de concesionarias de autopistas Seopan. Fueron tres de las propuestas que se llegaron a conocer.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta la idea que planteó la Asociación Española de la Carretera. Proponía cobrar 3 céntimos por kilómetro a los automóviles y 9 a los vehículos pesados. A ello se le unía también el ‘bono de movilidad’, que permitiría a todos los coches circular durante un máximo de 10.000 kilómetros de manera gratuita por todo tipo de carreteras, ampliando esa cifra hasta los 50.000 kilómetros para vehículos pesados.

En cualquier caso, se tratan de estimaciones, ya que todavía este planteamiento se encuentra en el aire.

¿Se aplicarían los peajes a todos los vehículos?

Hay mucha incertidumbre sobre este proyecto de implantación de nuevos peajes en España. La información facilitada ha llegado a cuentagotas, sin profundizar demasiado en las condiciones. Pero si nos dejamos llevar por el principio de ‘quien contamina, paga’, esto supondría que aquellos vehículos eléctricos o con pegatina medioambiental CERO sean los que menos abonen. Por su parte, los de etiqueta B o C pagarían algo más que los híbridos, mientras que la mayor cantidad recaería sobre aquellos coches que carezcan de etiqueta.

Algunos medios también recogen que habría una serie de colectivos que quedarían exentos de asumir el pago de estos peajes. Sería el caso de los que se desplazaran a una consulta médica, a un centro educativo o trabajadores que acudan a su puesto. Lo mismo ocurriría con aquellos que dispusieran de menos recursos.

La imposición de estos nuevos peajes obedece a un compromiso adquirido por parte del Gobierno español con Bruselas, pero también a la necesidad de obtener más fondos para el mantenimiento de las vías. En cualquier caso, los conductores ya tienen que hacer frente a importantes cantidades de dinero anualmente a través de los impuestos. En el año 2022, la Agencia Tributaria recaudó casi 40.000 millones de euros de los conductores, lo que representa un 13,2% más que el ejercicio anterior.

Por su parte, la inversión en las vías ascendió a 1.371 millones de euros, lo que dejó a nuestro país a la cola respecto al resto de estados de la Unión Europea. Con los nuevos peajes se prevé recaudar en torno a 3.000 millones de euros, que servirían para cubrir el déficit existente en este sector que alcanza los 8.000 millones. Los planteamientos iniciales que se han dado a conocer no han gustado nada entre los propietarios de vehículos ni tampoco entre los profesionales del transporte.

Entienden que se trata de una medida con afán recaudatorio, que afectará sobre todo a aquellos que más kilómetros realicen a lo largo del año. En muchos de los desplazamientos que hagan se les obligará a pagar.

5 consejos clave para que tu compra de ocasión sea todo un éxito

Comprar un coche de ocasión puede ser una excelente opción para quienes buscan calidad y ahorro al mismo tiempo. Sin embargo, este proceso requiere de ciertos conocimientos y precauciones para asegurarse de que la inversión sea segura y satisfactoria. 

En Terry Ocasión, entendemos la importancia de tomar decisiones informadas al adquirir un vehículo de segunda mano, por eso hemos preparado una guía con cinco consejos clave para ayudarte a navegar por este proceso con confianza y éxito.

En este artículo, te proporcionaremos estrategias esenciales para verificar la información del vehículo, aspectos a considerar sobre la seguridad y el tipo de combustible, y la importancia de realizar una inspección completa y una prueba de manejo. 

Además, te orientaremos sobre cómo asegurar que toda la documentación esté en regla antes de llevar tu coche a casa. Con estos consejos, estarás bien preparado para encontrar el coche de ocasión que mejor se adapte a tus necesidades, garantizando una compra segura y satisfactoria.

1. Información completa del vehículo

Lo primero y más importante al buscar un coche de segunda mano es obtener toda la información necesaria a través de tu comercial. Es fundamental conocer los kilómetros certificados del vehículo. Esta información te proporcionará tranquilidad y seguridad sobre el uso previo del coche.

2. Revisa los siguientes aspectos

Asegúrate de evaluar aspectos cruciales como:

3. Inspección completa

Antes de adquirir tu vehículo, es esencial realizar una revisión exhaustiva tanto de la carrocería como de la mecánica. Para ello, te recomendamos acudir a un servicio oficial que garantice una inspección detallada y confiable.

4. Prueba del vehículo

No hace falta decirlo, pero es crucial que pruebes el coche antes de tomar una decisión. La prueba te permitirá evaluar el estado real del vehículo y asegurarte de que cumple con tus expectativas.

5. Documentación en regla

Al retirar el coche del concesionario, verifica que todos los documentos estén en regla. Esto incluye la ITV, los mantenimientos y cualquier otro documento indispensable para que el vehículo salga con todas las garantías.

Extra: Certificación de kilómetros

Finalmente, elige un concesionario que te certifique todos los kilómetros del vehículo y garantice que todo está en regla con respecto a la garantía.

Con estos consejos, ya estás preparado para buscar y encontrar el coche de ocasión perfecto para ti. ¡Suerte en tu compra!

Nuevas señales de tráfico por la DGT

La seguridad y las medidas de control por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT) permanecen en constante actualización. Todo ello con el propósito de adaptarse a los cambios que se llevan a cabo en la sociedad y en cuestiones de movilidad. Por eso, es habitual que cada cierto tiempo haya nuevas señales de tráfico que se van revisando en el Reglamento General de Circulación.

En 2024 hay unas cuantas novedades en lo que se refiere a señales de tráfico. Merece la pena estar al corriente de ellas, tanto como conductores que están estudiando el carnet o los conductores experimentados, peatones o usuarios de otro tipo de vehículos como pueden ser los patinetes o bicicletas. De ello depende en ocasiones que exista una adecuada convivencia entre los distintos actores, además de evitar posibles percances en las carreteras.

Las novedades en las nuevas señales de tráfico

Entre las señales de tráfico nuevas en 2024 se encuentran, por ejemplo, la R.120, que prohíbe el acceso a los vehículos contaminantes; la R.118, de prohibición de patinetes eléctricos, o la P24a, que hace referencia a la presencia de animales en libertad.

Los peatones y ciclistas han ido ganando terreno a los automóviles, por lo que también se introducen nuevos indicativos sobre pasos exclusivos para bicicletas y uno nuevo sobre el paso de peatones. Incluso los vehículos eléctricos también tendrán su señal en esta actualización.

Una emblemática como es la del Stop, sufrirá modificaciones para dotarla de una mayor visibilidad.

A cambio también habrá otras que desaparecen, posiblemente porque ya no ofrecen el servicio con el que surgieron en su momento. Es el caso de las señales R-308a y la R-308b, de estacionamiento prohibido en días impares y estacionamiento prohibido en días pares, respectivamente.

Todas las señales de tráfico nuevas a tener en cuenta

La mayoría de los indicativos que encontramos en las carreteras tienen un claro componente informativo, siendo de gran interés para el conductor o usuario que circule por esa zona. Por eso conviene fijarse en las señales de tráfico nuevas.

Señal P-33

Nuevas señales de tráfico - P-33

Señala que nos encontramos próximos a una zona en la que la circulación se ve dificultada debido a la menor visibilidad que originan fenómenos meteorológicos como la nieve, la niebla o la lluvia.

Señal R-118

Nuevas señales de tráfico - R-118

Es otra de las nuevas señales de tráfico en donde se prohíbe el acceso a una zona concreta a los vehículos de movilidad personal a motor, como ocurre con los patinetes eléctricos, tan habituales para desplazarse por las ciudades.

Señal P-24a

Nuevas señales de tráfico - P-24 A

Advierte del peligro en esa zona ante la presencia de animales en libertad y que pueden atravesar la vía. Debido al importante número de incidencias, los jabalíes o los ciervos suelen ser los que más percances originan.

Señal P-35

Nuevas señales de tráfico - P-35

Entre las nuevas señales de tráfico también se incluye la P-35. Implica un peligro debido a la cercanía de un tramo que comprende entre una confluencia y bifurcación en la que existen varios movimientos de cambio de carril por parte de los automóviles, de manera que pueden cruzar sus trayectorias e incrementarse así las posibilidades de que haya una colisión. En este tipo de escenarios resulta especialmente importante conocer quién cuenta con prioridad.

Señal R-120

Nuevas señales de tráfico - R-120

Se trata de otra nueva señal de tráfico que se ubicará en los puntos de acceso a las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). Su cometido es prohibir la entrada de vehículo según el distintivo ambiental que porten.

Carretera 2+1

Nueva señal de tráfico S-1c

Se sitúan en vías de doble sentido y con tres carriles. Los dos que se encuentran a la derecha se utilizan para la circulación en el sentido de la vía, mientras que el del medio tendrá empleo para efectuar los adelantamientos.

Nueva señal de paso de peatones

Entre las nuevas señales de tráfico a las que habrá que permanecer atentos se encuentra la nueva de paso de peatones combinado, en donde se incluye paso tanto para el peatón como para el ciclista.

Nueva señal de tráfico P-20

Ciclistas

Los usuarios de las bicicletas disfrutarán de nuevas señales que indicarán pasos exclusivos de ciclistas.

Señal para vehículos eléctricos

Señal para vehículos eléctricos

En las gasolineras habrá disponibles estas nuevas señales de tráfico en donde se señala que tiene disponibilidad de estación de recarga eléctrica. Será en color azul cuando cuente con un surtidor para GLP y otra que avisará de la localización de un punto de recarga.

Las señales de tráfico que se actualizan

Además de nuevas señales de tráfico, también hay otras que se actualizan y que presentan un diseño diferente a lo que estábamos acostumbrados.

Señal P-21

Nueva señal de tráfico P-21

La señal P-21 muestra la cercanía a una zona escolar. Siempre había aparecido un niño en la parte delantera llevando de la mano a una niña. A partir de ahora, las nuevas señales intercambiarán el orden, y será la niña la que se ponga por delante del niño.

Señal P-21b

Nueva señal de tráfico P-21B

Este indicativo advierte de que nos encontramos en un espacio frecuentado sobre todo por gente mayor. Después de la última renovación se puede ver a una mujer de edad avanzada acompañando a un hombre anciano.

Señal P-20a

Nueva señal de tráfico señal-p-20-a

Muestra que nos aproximamos a uno o varios pasos de cebra. Con la reciente actualización se busca que la figura humana presente un género neutro y que no represente a una persona de género masculino como hasta la fecha.

Señal P-8

Nueva señal de tráfico señal P 8

Nos encontramos ante la señal que recoge la cercanía a un paso a nivel sin barreras o semibarreras. También experimenta cambios para adaptarla a los tiempos. De hecho se puede apreciar una locomotora más moderna, desde una perspectiva frontal y sin humo.

STOP

Nueva señal de tráfico señal R-2

La señal de stop, tan frecuente en muchas de las carreteras y calles de nuestro país, será otra de las que también sufra variaciones este año. Se apuesta por una nueva tipografía con intención de mejorar la visibilidad para los conductores.

Los cambios que implican los nuevos indicadores

Las señales nuevas de tráfico endurecerán de alguna manera las restricciones, además de garantizar la seguridad en carreteras y calles en las que puedan circular vehículos, ciclistas y peatones. Hay unas cuantas novedades que nos obligará a ponernos al día en cuanto al funcionamiento de las mismas si no queremos exponernos a una multa o incluso a un accidente.

También se puede apreciar como los cambios introducidos buscan concederle un mayor protagonismo al peatón y al ciclista, que van adquiriendo una cierta relevancia en algunas vías en detrimento de los vehículos a motor.

No hay que pasar por alto tampoco en las nuevas señales los criterios de igualdad. Después de varias décadas en vigor, el catálogo de indicativos empezaba a estar algo obsoleto, como confirmaron desde la DGT hace meses, con una imperiosa necesidad de modernizarse.

El director general de la Dirección General de Tráfico, Pere Navarro, consideraba que era algo “lógico y razonable” efectuar esas modificaciones después de 20 años. En gran parte debido a que surgieron “nuevas necesidades” con la aparición de patinetes, zonas de bajas emisiones y limitaciones por emisiones. También se había pronunciado sobre los cambios en las señales de zona próxima a centro escolar. En su opinión, “todo cambia y modificarlo parece una buena práctica”, argumentando al mismo tiempo que debe hacerse todo “con un poco de sensibilidad e igualdad”.

El catálogo de señales de tráfico se compone de 400 referencias, y la última revisión se llevó a cabo en 2003.

Importancia de la revisión mecánica antes de comprar un coche de segunda mano

Si en vez de comprar un coche de Km 0 la compra es de un vehículo usado la situación implica una serie de riesgos. Para que la operación resulte lo más rentable posible hay que comprobar con anterioridad que el automóvil se encuentre en perfecto estado, que ha recibido el mantenimiento adecuado y que toda la documentación permanece en regla. Conviene revisar coche segunda mano en profundidad para acertar con nuestra elección y no llevarnos una sorpresa desagradable más adelante.

Hoy en día existe un gran interés por el vehículo de ocasión, que permite disfrutar de coches en buen estado sin necesidad de realizar los desembolsos que exige uno nuevo.

Todo lo que debes comprobar en un vehículo usado

Hay una serie de cosas a revisar al comprar un coche de segunda mano. Por lo general, en lo primero en lo que reparamos es en el aspecto exterior, que nos permitirá obtener una visión superficial de su condición estética y funcional, desvelando posibles daños o desgastes. El historial de mantenimiento es otro detalle en el que debe repararse, ya que nos dará información sobre su estado actual y si ha pasado todas las revisiones necesarias serán un claro indicativo de fiabilidad.

Exige que te faciliten la documentación legal del vehículo, en donde debe recogerse todo lo relacionado con la Inspección Técnica de Vehículos y el permiso de circulación, para confirmar que no cuenta con ningún tipo de carga o embargo que impida efectuar la transferencia. Por último, el siguiente detalle será la revisión mecánica y del motor, que es posiblemente la más importante.

Conviene siempre decantarse por coches segunda mano revisados, que hayan pasado el control de un profesional o de un taller y que garanticen que todo se encuentra en perfecto estado para salir a la carretera.

Revisión mecánica

La revisión mecánica de un coche segunda mano resulta imprescindible antes de formalizar la compra. Conviene realizar una inspección en profundidad del motor, que es probablemente la pieza más esencial y la que supone un mayor coste en caso de avería. También será necesario comprobar el estado de la correa de distribución y si ha sido cambiada en los periodos fijados por el fabricante. Debe cambiarse en torno a los 100.000 kilómetros.

Hay otros elementos a examinar en esta inspección mecánica, como el estado de la caja de cambios, donde deben comprobarse posibles ruidos o irregularidades. En cuanto a la dirección y suspensión, es preciso que muestren una conducta firme y precisa, sin ruidos anómalos. Por su parte, los frenos deben aportar una respuesta eficaz durante el proceso de conducción, sin vibraciones y ruidos.

No estaría de más que arrancaras el motor durante esta prueba y comprobaras que el sonido es el adecuado. En el cuadro de instrumentos no debe aparecer ningún testigo encendido, mientras que en el tubo de escape la presencia de humo negro, blanco o gris azulado puede ser un indicio de que el motor sufre algún tipo de anomalía.

Si no tienes muchos conocimientos en mecánica, lo aconsejable sería acudir a un taller para revisar un coche de segunda mano.

Revisión mecanica coche segunda mano

Inspeccionar la carrocería y el exterior

La carrocería, la parte externa del vehículo, es posiblemente lo primero en lo que reparemos. Pero más allá de la estética, el estado que presente la chapa puede servir de gran ayuda para conocer el estado general del automóvil. Al revisar coche segunda mano es importante comprobar que el tono de la pintura sea homogéneo e igual en todo el vehículo. De ser así, nos indicará que no ha sufrido ningún tipo de accidente ni se ha sustituido ninguna parte de la carrocería. Otros detalles a inspeccionar son los posibles bollos, los ‘chinazos’ o los ajustes de las distintas partes, como pueden ser las puertas o capós.

También conviene echar un ojo a la chapa en busca de signos de óxido, además de las llantas, escape o parte inferior del coche; sin olvidarse, además del estado de las ventanillas y lunas.

Una carrocería con síntomas de deterioro puede jugar a favor del comprador, ya que puede reclamar un descenso del precio al alegar la necesidad de hacer reparaciones. Por lo tanto, merece la pena que se compruebe todo al detalle para así no pagar de más.

También será necesario revisar el estado de los neumáticos, para que no presenten desgaste; y las llantas, en donde deben descartarse posibles malformaciones o roturas que provoquen vibraciones en la dirección, un deterioro uniforme de las ruedas.

Los detalles a comprobar en el interior

El aspecto interior del coche también puede revelar mucha información sobre el uso que se le ha dado. Tanto el kilometraje como el desgaste del volante nos darán detalles muy fiables sobre el historial del mismo.

En el interior debes revisar posibles manchas en la tapicería, desgaste general de los componentes y el correcto funcionamiento de todo, tanto de los cinturones de seguridad, el equipo de audio, los testigos del cuadro de instrumentos, las luces interiores o el aire acondicionado.

En ocasiones, también cometemos el error de concederle demasiada trascendencia a los kilómetros del automóvil. Sin embargo, un vehículo con varios años y poco rodaje tampoco implica que haya tenido una vida adecuada. De ocurrir esto, por ejemplo, será un síntoma de que se ha movido mucho por ciudad y en recorridos cortos, con muchos giros y constantes cambios de marcha, por lo que la mecánica se podrá ver más resentida. Por eso es recomendable hacer una exhaustiva revisión mecánica coche segunda mano.

revisión mecanica  coche segunda mano

La documentación que debes exigir

Existen dos tipos de documentación que tendrá que reclamar el posible comprador. Por un lado, se encuentra el libro de mantenimiento, en donde aparecen las revisiones mecánicas, las reparaciones sufridas y la lectura del kilometraje en cada una de estas inspecciones. También habrá que solicitar un informe de tráfico a la DGT para confirmar los datos del titular, los del vehículo, además de verificar que tenga la ITV pasada, que cuente con seguro y carezca de cargas.

Esencial que se pueda probar el coche

Los expertos recomiendan que antes de comprar un vehículo de segunda mano se pruebe y se conduzca, tratando de circular con él por distintas vías para comprobar cómo reacciona. Esto hará que se pueda disponer de una visión mucho más completa de su estado y de algunas partes, como es el caso de los frenos.

No te olvides de revisar el funcionamiento de la suspensión, comprobando si mantiene la estabilidad en las curvas o si rebota mucho; o del embrague, verificando que todas las marchas entren con suavidad. En lo que se refiere a la dirección, es preciso que con el volante totalmente centrado el vehículo no se vaya a los lados. De ocurrir esto, lo más probable es que haya una mala alineación de los neumáticos.

El conductor interesado en hacerse con el automóvil no solo debe preocuparse de revisar coche segunda mano. También debe valorar el coste que implicará el mantenimiento y los posibles desembolsos que le tocará realizar en función del número de kilómetros o de años que tenga el coche. Hay algunas marcas que supondrán un mayor gasto debido al mayor precio de los recambios y la especialización que exige su reparación. Esto es algo más frecuente sobre todo en los automóviles de alta gama.