Que mirar a un coche de segunda mano

que mirar a un coche de segunda mano

La principal razón para comprar un coche de segunda mano es su precio: podemos encontrar un gran descuento en comparación con la venta de un coche nuevo, y el vehículo podría estar en inmejorables condiciones.

Pero es importante tener en cuenta una serie de criterios antes de tomar una decisión tan importante:

¿Qué mirar a un coche de segunda mano antes de comprarlo?

Comprobaciones del exterior

Una vez que tengamos el vehículo delante, tendremos que estudiar estos criterios:

  • Desperfectos visibles: podríamos estar hablando de un golpe o de un descolchado. Estos puntos son puntos de apoyo para intentar rebajar el precio.
  • Desperfectos no visibles: no mucho más difíciles de encontrar. Podríamos estar hablando de una pequeña imperfección, bulto, burbuja, si todas las ventanillas son de la misma marca o si alguna se ha cambiado (si fuese así, podría indicar un incidente pasado), así como cualquier otro elemento extraño. Es importante investigar para localizar cualquier detalle oculto.
  • Apertura/cierre de puertas y ventanillas: asegúrate de que se puedan abrir y cerrar sin problemas. No te olvides de revisar los seguros.
  • Comprobación de las piezas: tarda el tiempo que necesites en comprobar que las piezas que componen el vehículo son originales. Si no lo tienes claro, pregunta y observa la reacción del vendedor. Si algo no cuadra en su conducta, podemos empezar a sospechar.
  • Neumáticos: los neumáticos son el punto de unión del vehículo con la carretera, así que deben encontrarse en buen estado para evitar cualquier tipo de accidente. Podemos comprobar si se encuentran en buen estado examinándonos: si tiene marcas de pisadas, bultos o el dibujo está tan desgastado que casi no se aprecia, es una mala señal. Comprueba también la rueda de repuesto.

Comprobaciones del interior

Otro de los puntos que mirar a un coche de segunda mano los tendremos que ver en el interior del vehículo:

  • Comprobación del desgaste: revisa la situación en la que se encuentra el volante, el asiento, la palanca de cambios, la moqueta, si los cinturones realmente sujetan o si han dado de sí, la moqueta, el parasol o la palanca de los intermitentes.
  • Kilometraje: quédate con el nº de kilómetros que se indicaba en el anuncio y compruébalo con el que aparece en el vehículo. Este debería ser idéntico o muy aproximado. Si hay una diferencia importante, es otra señal de peligro.
  • Prueba: antes de poner en marcha el vehículo, deberías hacer unas comprobaciones previas. Asegúrate de que funcionan las luces, las largas, antiniebla o marcha atrás (sal del vehículo para comprobar que se encienden). También debes revisar el sistema de climatización, el funcionamiento del equipo de música y de los altavoces.

Revisión del motor

Del motor te interesa conocer los niveles de los líquidos (el líquido de frenos, refrigerante, aceite…). También tendrás que comprobar si la correa de distribución está en buen estado, si hay alguna grieta o fuga, hilos que no estén conectados.

Importante: si no tienes ni idea de lo que estás mirando, lo más interesante es que te acompañe un amigo que entienda de mecánica. Esta decisión te podrá salvar de una mala compra.

Enciende el vehículo y pruébalo

En la gran mayoría de las ocasiones, esta prueba incluye tan solo dar una vuelta a la manzana, pero así no notaremos ningún defecto oculto. En lugar de ello, te recomendamos que al menos salgas a la autopista autovía.

Y es aquí en donde podemos ver cosas importantes que mirar a un coche de segunda mano. Por ejemplo, tendremos que investigar sobre cualquier ruido extraño o vibraciones indeterminadas.

También tenemos que girar la dirección a 90º para comprobar si la bomba va bien. 

Prueba a hacer una buena frenada para comprobar el estado de los discos de freno.

Libro de mantenimiento

No dudes en pedir el libro de mantenimiento para saber si el vehículo ha pasado las revisiones pertinentes. Sin embargo, este tan solo te lo podrán dar si ha pasado las revisiones en el taller oficial. Si no es así, quizá tengas los resguardos de las revisiones o reparaciones que se le han practicado. Estos son los 5 puntos clave que mirar a un coche de segunda mano. Ten en cuenta cualquier detalle anómalo y usa tu sentido común antes de tomar cualquier decisión.

Asesor

Terryocasion

Asesor Comercial Venta Digital