Mi coche expulsa humo blanco por el tubo de escape, ¿es malo?

Mi coche expulsa humo blanco por el tubo de escape, ¿es malo?

Hay pequeños detalles del coche que nos pueden adelantar que algo no funciona del todo bien. Es el caso, por ejemplo, cuando el tubo de escape expulsa humo blanco. Suelen ser, por lo general, ráfagas espesas, al emprender la marcha o al acelerar. Aunque no tengamos mucho conocimiento en la materia, somos conscientes de que eso no es lo más normal.

Por lo general se trata de algún problema de algún componente del motor que nos obligará a visitar el taller. No merece la pena alargar la cita, ya que conducir el vehículo en ese estado, lo único que conseguirá será aumentar las posibilidades de que sufra daños más graves.

Cómo es el funcionamiento normal

Sería conveniente contar con unas nociones básicas para saber lo que es normal y lo que puede resultar perjudicial. Por eso te aclararemos de dónde proceden los gases de escape. En el interior de la cámara de combustión del motor, una chispa se ocupa de encender la mezcla de carburante y aire, consiguiendo así una serie de explosiones.

Una vez que surgen estas combustiones, los gases se canalizan por el sistema de escape. Antes de que salgan por el tubo de escape es preciso que pasen por el silenciador y por un convertidor catalítico. El primero contribuirá a disminuir el ruido, mientras que el segundo elemento se encargará de rebajar las emisiones. Si todo funcionará de forma adecuada no habría motivos para que saliera humo blanco del tubo. Eso sí, no sería extraño que en las temporadas de más frío saliera una corriente muy fina de humo por el escape, pero que tampoco debería generarte una preocupación. Se trataría de vapor de agua.

Se puede considerar algo muy común, que al poco tiempo acabará desapareciendo. El verdadero problema lo tendrías si saliera mucho más denso y en ráfagas visibles.

¿Por qué se produce este humo blanco del escape?

Hay varios motivos que pueden explicar la aparición del humo blanco del escape. Por lo general significa que el agua o el refrigerante han entrado en la cámara de combustión. Cuando en el interior del bloque de motor se queman alguna de estas dos sustancias dará como resultado este humo blanco.

Es posible que algunos no le concedan la importancia que realmente tiene, pero cuanto antes se tomen medidas para arreglarlo, mejor. Sobre todo porque existe el riesgo de que se produzcan grietas en zonas del motor como la culata, la junta de la culata o los bloques del mismo.

También puede originar la contaminación del aceite del motor o el sobrecalentamiento. En el caso de no prestarle atención a tiempo nos exponemos a que el motor se acabe averiando y su reemplazo implica un desembolso importante de dinero.

Los motivos por los que se sale este humo del escape

La salida de humo blanco del tubo de escape no debe ser siempre un motivo de preocupación, aunque no impedirá que estemos en alerta ante el riesgo de que el vehículo pueda sufrir algún tipo de contratiempo.

Por acumulación de condensación

En invierno, sobre todo en las mañanas más frías, puede darse el caso de que al arrancar el coche notes una cierta tira de humo blanco. A medida que vayas rodando irá desapareciendo. Esto se produce a consecuencia de la acumulación de condensación en el interior del sistema de escape.

A simple vista no entraña ningún tipo de peligro, pero si aparece acompañado con otros fallos de rendimiento del motor o con dificultades para arrancarlo, quizás sea una señal de algo más relevante.

Culata agrietada

Una culata dañada hará que el refrigerante se salga y se acaba mezclando con el aceite, lo que provocará su contaminación. Esta incidencia dará resultado la creación de ráfagas de humo blanco espesas en el tubo de escape. También se apreciará un olor particular que irá a más a medida que vayan combinando ambos elementos.

Fuga de refrigerante por daños en el depósito

Un tanque de refrigerante dañado facilitará la salida de esta sustancia en la cámara de combustión del motor. Se acabará quemando dentro de los cilindros originando así un espeso humo blanco. No es muy habitual que suceda esto, pero te obligará a sustituir el depósito en mal estado por uno nuevo.

Fuga de refrigerante por grietas en la culata o el bloque del motor

Resulta complicado que el depósito de refrigerante se acabe fracturando y permita la pérdida de refrigerante. Lo normal es que estas grietas se producen en la culata, la junta de la culata o el bloque del motor. Los bajos niveles de refrigerante y las variaciones de temperatura provocarán un sobrecalentamiento del motor. En los cilindros se filtran el aceite o el refrigerante, que se acaban quemando y originando una densa nube blanca por el tubo de escape.

Motor de coche - Humo Blanco

Bloque de motor dañado

Que todo el bloque del motor cuente con una grieta supone una pésima noticia. La sustitución implica un importante desembolso, y lo más probable es que te veas obligado a recurrir a los servicios de un mecánico. En el caso de que alguno de los componentes del motor no nos ofreciera el funcionamiento preciso, el bloque tenderá al sobrecalentamiento, por lo que acabaría debilitándose.

Junto con el humo blanco del escape, hay otros detalles que te darán pistas de que algo no marcha como debiera. Por ejemplo, la generación de charcos debajo del vehículo o el bajo rendimiento del motor por no poder conservar la presión adecuada.

Inyector de combustible en mal estado

Cuando el inyector de combustible presenta una fuga conseguirá que la cámara no reciba la cantidad adecuada de carburante en el instante preciso. El espeso humo del tubo de escape se producirá si existe una gran cantidad de combustible en el motor que precise quemarse y ser expulsado.

Junta de culata agrietada

Una de las partes más desconocidas en torno al motor es la junta de culata. Se trata de una hoja de metal fina que se encuentra entre la culata y el bloque, que parte con la intención de servir de enganche entre ambas y evitar las fugas de refrigerante.

Motor de coche - Humo Blanco

El desgaste de la junta de culata resulta algo bastante habitual. En el caso de que se origine este deterioro, el refrigerante encontrará un espacio para llegar al cilindro, que es donde se quemará. Lo conveniente sería sustituir con la mayor rapidez posible la junta.

Detalles en los que debemos reparar del humo blanco

Todos los coches con motores de combustión generan humos que acaban siendo expulsados al exterior por medio del tubo de escape. Hay ciertos detalles que pueden ofrecernos una pista sobre el funcionamiento del motor. Nos referimos sobre todo al olor, color y densidad de los humos.

Por lo general, esos humos deben ser incoloros o poco visibles, pero cuando adquieren otras características, como tonos blancos, negros o azules, además de una mayor espesura, quizás habría razones para preocuparse. Es conveniente que no alargues demasiado el arreglo, ya que el problema podría agravarse.

Recordemos que el humo blanquecino que puede apreciarse al arrancar el motor suele estar motivado por las bajas temperaturas. Presenta un aspecto poco denso, semitransparente y sin que se aprecie el olor. Es básicamente un vapor de agua que no debe inquietarte. Cuando se enciende el coche y el motor todavía está frío, parte de ese vapor de agua entra en contacto con el exterior y se condensa dando como resultado un fino humo blanco. A medida que se caliente, la condensación irá rebajando y el vapor desaparecerá.

Si tienes problemas para diferenciar esto de un problema más grave, existe un truco muy básico que te permitirá salir de dudas. Bastará con cubrir el tubo de escape con un papel blanco. Sobre él se irán formando gotitas. En el caso de que no dejen restos de manchas de aceite y se vayan evaporando significa que se trata de vapor de agua.

Otra cosa bien distinta es cuando ese humo presenta un aspecto más denso y persistente, con el motor a temperatura normal. Como habíamos explicado con anterioridad puede ser un síntoma de que estamos ante una avería más importante.

Qué ocurre cuando el tubo de escape expulsa humo negro o azul

El humo negro que expulsan los diesel puede considerarse algo de lo más común. Esto se produce por un exceso de combustible en la mezcla. Pero no habría que alarmarse si la cantidad que echa es comedida. Sin embargo, también puede suponer una pista de un posible problema con los inyectores, el filtro de aire o alguna bujía.

Por su parte, la emisión de un humo azul, en un vehículo de gasolina o diésel, implica que el motor consume aceite, y en vez de quemar carburante, lo que hace es quemar aceite. Lo que revelaría un problema con el turbocompresor. En cualquiera de las dos opciones planteadas, tanto con humo negro como azul, la visita al mecánico resulta imprescindible .No acarrearía ningún riesgo que el humo fuera gris, salvo que se presenta excesivamente denso. Esto implicaría que faltara aire en la mezcla por fallos en el sistema de inyección.

Noticias relacionadas

Recuperar el carnet de conducir

Hay dos motivos esenciales por los que se puede perder el carnet de conducir. En primer lugar, hay que hacer referencia a la retirada total de todos los puntos a causa de una acumulación de infracciones. La otra posibilidad es por una sentencia judicial tras cometer una infracción de tráfico tipificada como delito contra la […]

Leer más
¿Qué son las tasas de la DGT?

Ciertas gestiones que se llevan a cabo con vehículos exigen pagar tasas DGT (Dirección General de Tráfico). Es lo que sucede, por ejemplo, para obtener el carnet de conducir (antes de efectuar el examen), para conseguir un informe de un coche más detallado o un cambio de titularidad del mismo, entre otras cosas. En realidad […]

Leer más
Consejos para comprar una furgoneta de segunda mano

Las furgonetas de segunda mano cuentan con una gran aceptación en el mercado. Sobre todo por el buen rendimiento que se le puede sacar al vehículo en cuestión, pese a tener ya unos cuantos kilómetros y el precio más competitivo que presentan. Antes de decantarse por una opción concreta conviene analizar en profundidad el modelo […]

Leer más
Financiación de coches de segunda mano: opciones y consejos

Comprar un coche de segunda mano puede ser una excelente opción para aquellos que buscan calidad a un precio más accesible. Sin embargo, uno de los aspectos más críticos a considerar es la financiación. En este artículo, exploraremos las diferentes opciones de financiación disponibles y ofreceremos consejos útiles para ayudar a tomar la mejor decisión […]

Leer más
¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico?

Nos encontramos inmersos en un periodo de transición en lo que a movilidad se refiere. En el vehículo eléctrico todo son ventajas y está llamado a liderar este cambio hacia una mayor sostenibilidad y menor contaminación en todo el planeta. El objetivo es que a largo plazo los automóviles de combustión vayan desapareciendo dejando paso […]

Leer más
COMPARADOR
Añade un vehículo para comparar
Añade un vehículo para comparar
Añade un vehículo para comparar
terry ocasion

SEVILLA

Avda. Fernandez Murube, 34
Pol. Ind. Ctra. Amarilla 41007
Sevilla
web@terryocasion.com
L-V: 10:00-14:00h / 17:00-21:00h 
S:  10:00-14:00h
D: Cerrado

JEREZ DE LA FRONTERA

Calle de las Ciencias, 4
Jerez de la Frontera 11407
Cádiz
web@terryocasion.com
L-V: 10:00-14:00h / 17:00-21:00h
S: 10:00-14:00h
D: Cerrado

CAMAS:
PRÓXIMA APERTURA

menu