Cuando cambiar las ruedas del coche

Cuando cambiar las ruedas del coche

A cualquier vehículo que salga a la carretera se le deben exigir unas condiciones mínimas de seguridad como nos recuerda la DGT, y en este sentido, los neumáticos desempeñan un papel esencial. Resulta de gran importancia que los mantengamos en buen estado y que también sepamos cuándo ha llegado la hora de realizar el cambio de ruedas.

El papel de las gomas va más allá de garantizar la seguridad a bordo, también contribuirán a mejorar la experiencia de la conducción, así como evitar algunos de los contratiempos provocados por su mal estado como pueden ser el excesivo consumo en carburante o una mala respuesta de la dirección.

Para hacer la sustitución de los neumáticos habrá que tener en cuenta una serie de detalles. Aunque suene un tanto obvio, el cambio de ruedas sería conveniente llevarlo a cabo cuando existe un cierto desgaste en ellas. Pero esto dependerá de una serie de factores, como el tipo de vehículo, el uso que se haga del mismo o el estilo de conducción, entre otras cosas.

En el caso de un turismo compacto del segmento C, de unos 1.300 kilos, con tracción delantera y uso mixto en ciudad y carretera, que es el coche más común en nuestro país, lo conveniente sería realizar esa modificación a los 40.000 kilómetros para los delanteros y de 60.000 para los traseros.

Cuando cambiar las ruedas del coche

Cuando se traten de coches de propulsión trasera o de propulsión normal, los neumáticos delanteros y traseros se desgastarán prácticamente a la vez. Otra cosa bien distinta es cuando nos encontramos con un vehículo deportivo, viajamos con mucha carga o nuestra conducción resulta especialmente agresiva. En ese caso corremos el riesgo de que estas estimaciones se vean reducidas por la mitad.

Es posible que tampoco le des un uso excesivo a tu vehículo, por lo que en vez de reparar tanto en los kilómetros nos fijaremos en el tiempo. Como máximo tienen un periodo útil de unos 8 años, a partir de esa fecha dejarán de tener las prestaciones con las que han sido fabricados. Por lo general, en la ITV no te pondrán impedimentos si se rebasa este periodo, pero si realmente nos preocupa nuestra seguridad quizás habría que pensar en cambiarlos. Principalmente porque ya no ofrecerán tanta adherencia y cuando la carretera se encuentre mojada será mucho más peligroso.

La vida útil de las ruedas empieza a contar desde el momento en que se efectúa su instalación en el coche. Al cabo de seis años todas las marcas coinciden en la necesidad de que pasen una inspección para comprobar su estado, incluso aunque tengan pocos kilómetros. Por medio de esta revisión por parte de un profesional tendremos la posibilidad de conocer si se encuentran aptas para seguir rodando. Aunque tengan un buen aspecto o muy pocos kilómetros, los neumáticos no deben seguir empleándose más allá de los 10 años. En la parte lateral encontrarás grabada la fecha de fabricación que te servirá de referencia.

Hay que aclarar que no solo se desgastan con el empleo, ya que también es habitual cierto deterioro por la falta de uso.

Límite de 1,6 milímetros

El límite mínimo legal de profundidad de un neumático queda establecido en los 1,6 milímetros. En cualquier caso, existe bastante consenso en este sentido y la mayoría de expertos coinciden en la necesidad de efectuar el cambio de ruedas con bastante anterioridad. Una profundidad por debajo de los 3 milímetros tampoco la ven aconsejable para garantizar la adecuada seguridad en nuestros desplazamientos.

Recalcan la influencia que tiene el desgaste de las ruedas incluso en la distancia de frenada. Los nuevos cuentan con una profundidad de 8 milímetros, pero por debajo de 3 el coche precisará de hasta 10 metros para detener la marcha. Para calcular esto en el neumático se utiliza un medidor en la ranura del mismo, aunque también es habitual emplear un método más casero como el truco de la moneda de euro. Bastaría con introducirla en una de las ranuras del dibujo. En el caso de que la parte dorada quedara a la vista implicaría que la profundidad ya se encontraría por debajo de los 1,6 milímetros, lo que nos obligaría a la sustitución de las gomas. Pero si cubre por completo la zona dorada será un síntoma de que todavía están en perfecto estado.

Si tienes interés en saber si las ruedas están desgastadas, lo adecuado es que lo compruebes visualmente. En cualquier caso, ya se pueden apreciar ciertas irregularidades a la hora de conducir, disminuyendo la adherencia sobre todo en las jornadas de lluvia. La estabilidad se reduce hasta un 30% y la distancia de frenado se incrementa en un 25%. Unos neumáticos en mal estado son también motivo de multa, alcanzando los 200 euros por cada uno.

Cuando cambiar las ruedas del coche

Otros factores que adelantan la sustitución de neumáticos

Hay una serie de factores que también contribuyen a deteriorar el estado de los neumáticos, y que por tanto acelerarán el proceso de cambio de ruedas. Por ejemplo, cuando hayas dado un golpe contra un bordillo o bache. Existe la posibilidad de que la estructura se dañara. Algo parecido sucede cuando sometemos a las gomas a un esfuerzo superior para el que están fabricadas, como conducir a grandes velocidades.

Cuando aprecies algún defecto en el neumático o que el vehículo se desplace sin motivos pese a contar con la presión correcta, también habría que preocuparse. Sería el instante preciso para que un profesional revisase su estado.

Cinco señales a tener en cuenta

Las ruedas son el único elemento que mantiene en contacto al coche con el asfalto. De él dependerá en gran medida nuestra seguridad, principalmente por el agarre, la estabilidad y la distancia de frenado. Hay una serie de señales a tener en cuenta que nos ayudarán a evitar el desgaste antes de tiempo y que nos indicarán que ha llegado el momento oportuno de sustituir los neumáticos.

  • Comprueba si presentan un desgaste irregular, bultos o golpes que impidan que puedan ser utilizados con normalidad.
  • Cuando pierdan aire es porque existe algún tipo de problema que debe de atajarse lo antes posible. Bastará con revisar la presión del aire como mínimo una vez al mes, llevando en todo momento la recomendada por el fabricante.
  • Observa que no tengan ningún tipo de grietas. De ocurrir esto, las condiciones de las ruedas no serán las más adecuadas para circular, ya que se restaría en seguridad.
  • Una señal muy clara que te indicará que ha llegado la hora del cambio de ruedas es la pérdida de agarre o los problemas para frenar, principalmente en situaciones de humedad.
  • Habrá que prestarle también atención a lo que sucede mientras conducimos. Si se detecta algún tipo de vibración, también habría motivos para preocuparse. Esto suele darse con frecuencia cuando se circula a grandes velocidades. Esta circunstancia puede estar motivada por un mal alineado de los neumáticos, una presión inadecuada u otros factores.

Ante cualquier circunstancia de este tipo, trata de buscar una solución lo antes posible y no alargues en exceso el reemplazo de las ruedas. En el caso de que tengas dudas sobre la conveniencia de hacerlo, lo mejor es que te pongas en manos de expertos. Ellos te orientarán con lo más adecuado para tu vehículo.

Artículos relacionados

Cuándo cambiar las luces de tu coche por unos LEDS

Cuándo es necesario cambiar las pastillas de freno

Cuando cambiar el aceite al coche

Noticias relacionadas

Nuevas señales de tráfico por la DGT

La seguridad y las medidas de control por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT) permanecen en constante actualización. Todo ello con el propósito de adaptarse a los cambios que se llevan a cabo en la sociedad y en cuestiones de movilidad. Por eso, es habitual que cada cierto tiempo haya nuevas señales de […]

Leer más
Importancia de la revisión mecánica antes de comprar un coche de segunda mano

Si en vez de comprar un coche de Km 0 la compra es de un vehículo usado la situación implica una serie de riesgos. Para que la operación resulte lo más rentable posible hay que comprobar con anterioridad que el automóvil se encuentre en perfecto estado, que ha recibido el mantenimiento adecuado y que toda […]

Leer más
Cómo conseguir la pegatina medioambiental para coches antiguos

Desde hace unos años se vienen imponiendo por parte de las autoridades una serie de restricciones en materia de movilidad, que afectan sobre todo al coche antiguo. Se obliga a circular con una etiqueta medioambiental, a la que en muchas ocasiones no pueden optar por su antigüedad o por no reunir las exigencias en cuanto […]

Leer más
Los coches chinos en Europa

La industria automovilística se ha visto condicionada en los últimos tiempos por la irrupción de los coches chinos en Europa. Este tipo de vehículos cuentan cada vez con más presencia en el mercado como observamos desde Terry Ocasión y tienen muchas posibilidades de convertirse en una alternativa a los automóviles de origen europeo. En los […]

Leer más
¿Qué es el seguro con franquicia?

Los propietarios de un vehículo tienen la obligación de viajar protegidos, y eso implica disponer de un seguro. En función del tipo de conductor, la antigüedad del coche, los kilómetros que recorra o el expediente de siniestralidad deberán decantarse por una modalidad u otra. El seguro a todo riesgo o con franquicia suelen ser los […]

Leer más
COMPARADOR
Añade un vehículo para comparar
Añade un vehículo para comparar
Añade un vehículo para comparar
terry ocasion

SEVILLA

Avda. Fernandez Murube, 34
Pol. Ind. Ctra. Amarilla 41007
Sevilla
web@terryocasion.com
L-V: 9:30h-14:00h / 16:30h-20:30h 
S:  10:00h-14:00h
D: Cerrado

JEREZ DE LA FRONTERA

Calle de las Ciencias, 4
Jerez de la Frontera 11407
Cádiz
web@terryocasion.com
L-V: 9:30h-14:00h / 16:30h-20:30h 
S:  10:00h-14:00h
D: Cerrado

CAMAS:
PRÓXIMA APERTURA

menu